Labagueria son bolsos de piel de diseño propio, realizados por las mejores manos artesanas en Barcelona. Además, son bonitos, prácticos y te hacen un poco más feliz. No lo digo yo, lo dicen nuestras clientas, que son las mejores embajadoras de la marca y mi mayor inspiración.


Soy Mayka, directora creativa de labagueria, un proyecto personal que nace el 2013 en Tiana de la mano de Carlos; arquitecto, compañero y socio en este viaje.

Este pequeño pueblo con encanto del Maresme, cerca de la ciudad de Barcelona, es el punto de partida de la marca, y es desde donde diseño, experimento y lanzo nuevas colecciones en nuestro showroom. Aquí me encontrarás y te asesoraré encantada si vienes a comprar.

Creemos que los buenos productos nacen del cariño y crecen con el cuidado, por eso trabajamos pequeñas producciones que nos permiten cuidar al máximo los detalles, creando piezas artesanales de diseño exclusivo y acabados de gran calidad, para que las disfrutes durante años.

Somos una marca de km. 0 que trabaja desde el compromiso y la responsabilidad de dar continuidad a los proveedores y al comercio de proximidad. Elegimos crear productos con alma, de los que cuentan historias reales de las personas que hay detrás. De esas personas con las que te cruzas en tu día a día, y te sientes más cercano. 

Estamos convencidos de que cualquier producto que adquieras, te encantará. Pero si no es lo que esperabas; era para regalar y no encaja; o cualquier otro motivo, no te preocupes, podrás devolvérnoslo, siempre.

Gracias por pasarte por aquí. Espero haberte acercado un pedacito de labagueria y te invito a que conozcas nuestros bolsos si no lo has hecho ya. Si tienes cualquier duda o consulta en relación a cualquiera de ellos, puedes dirigirte a mí directamente, a través de nuestro formulario de contacto o escribiéndome a hola@labagueria.com 

¡Hazlo, de verdad! Me encantará ayudarte.

SOBRE MÍ


Llegué a labagueria o labagueria llegó a mí, después de trabajar casi veinte años para diversas empresas dentro de la industria de la moda: Inditex, Javier Simorra, La Perla y Mandarina Duck, entre otras. Empecé como dependienta para pagarme los estudios de Trabajo Social y el ‘trapo’ me enganchó, así que cambié mi futura profesión por la que sería mi verdadera vocación. Con el tiempo me fui especializando hasta llegar a dirigir el departamento de retail, gestionando compras, tiendas y personal. Entre periodos estudié Diseño de moda, aunque nunca lo ejercí hasta ahora.

Nunca me ha interesado demasiado la moda desde un punto de vista estricto de las tendencias y dictados de la industria. Como cualquier disciplina artística, me gusta la inspiración que te lleva a crear una pieza y me gusta el proceso. Hay un trabajo increíble y maravilloso detrás de cada diseño y colección. Desde el momento en que empieza a gestarse, hasta el momento en que llega al punto de venta. Es un engranaje perfecto donde gente de diferentes áreas: diseñadores, patronistas, modistas, comerciales, y más; vuelca todo su saber hacer para que nosotros disfrutemos el producto final. Es la cara más amable de la profesión y la que me cautivó por completo.

Me siento agradecida por haber tenido la oportunidad de desarrollar mi carrera y formarme en un sector que me apasiona. Pero las producciones en serie, el consumo rápido y el ritmo frenético que hay instaurado en las grandes marcas, me llevaron a dejar un trabajo estable para lanzar mi propio proyecto. Es con creces lo más difícil con lo que he tenido que lidiar nunca pero, sin ninguna duda, también lo más gratificante.

Con el paso de los años, he aprendido a valorar, respetar y amar mi profesión bajo nuevos valores que son los que he intentado volcar en labagueria. He aprendido la importancia de practicar la economía local, en vez de consumir a gran escala de forma desmesurada. A pagar un precio justo por un producto auténtico y de proximidad, realizado en unas condiciones dignas. A saber decir no al mal servicio, y premiar a los vendedores con conciencia. A comprar menos y elegir mejor.

Espero poder hacerlo durante mucho tiempo gracias a ti. Seguir trabajando para tener tu confianza es lo que me mueve.

Mayka López